jueves, noviembre 30, 2006

Ojalá sea el último de su especie

Todo sucedió en un viaje a un lugar x, eramos un grupo de amigas.
La 1era noche, no muy animada, terminé en una disco, y lo q pensé fue "la ciudad no pone , pero en estos antros todo es diferente". Casi al final de la noche conocí a un tipo muy conversador, muy pilas, muy buena gente, vanidoso, egocentrico, y simpatico.....esos q de la nada te roban una sonrisa, y que uno sabe son los peores!!!!!!!!!!, después de media hr. o quiza mas de hablar, lo dejamos ahi y cada uno fue por su lado, ya cuando estaba saliendo del local,aun no sé porque regresé, quiza mi subconsciente queria encontrarlo de nuevo, y asi fue. Le di mi teléfono (no es q sea facil jajaja me cayó super bien) y quedamos en vernos al día sgte.
Ya se imaginaran que paso, lo que crei seria un viaje demasiado tranquilo, cambió gracias a él!!!!
Fue un conjunto de desiciones que me llevaban a algo, 1ero era vernos en un ambiente distinto a una disco y saben a lo que me refiero, la oscuridad, las luces, el humo y la euforia, puede hacer que veas a un tipo bien!!!, y paso la prueba.
Luego por cosas del destino o que sé yo, en cuestión de segundos, el tour al que supuestamente ibamos juntos fue cancelado, yo moría, iba a ser un día perdido en la ciudad!!!, pero me invitó a almorzar, no me parecía, ir con un tipo que conocía sólo hrs, tras la insistencia de una amiga...acepté, y lo que iba a ser sólo un almuerzo se prolongó hasta la noche.
En fin...terminé comiendo pizza¿? y subiendo un cerro, con botas de nieve!!! y hasta ese momento sólo pensaba en que había hecho un buen amigo. Estuvimos todo el día juntos, la pasé mas que bien sólo conversando, parecía que lo conocía de años, me hablaba de sus antiguas relaciones, nunca había tenido algo serio -es mas- siempre había salido con chicas diferentes, que podía esperar de eso, obviamente nada, yo en cambio habia terminado una relación larga.
No quedamos en nada para mas tarde, pero igual nos encontramos en el mismo antro, estaba con la misma ropa de la mañana (se había quedado tomando con sus amigos), sino hubiese sido un viaje, hubiera sido descartado, pero era otra ciudad todo estaba permitido, pasó un rato, entre miradas y en que ninguno de los dos se atrevía a acercarse, nos cruzamos, y entre baile y baile empezó mi confusión, lo estaba besando??!!, y lo que pensé "sólo amigos", ¿donde quedó?.
Al 3er día nos vimos de nuevo, era el último, yo la pase igual, osea bien, él por motivos ajenos a la historia estaba triste. Lo mas raro de la noche, fue un momento en que comenzo a hablar quiza desahogarse y hasta lloró, era la primera vez que me encontraba en una situación así con un chico que recien conocía (es decir en exenamorados es casi normal o aceptable) hasta ahora nosé si fue parte de una nueva técnica de seducción o qué.
Vivíamos en la misma ciudad, sin embargo pensé en que era mejor dejarlo ahí como algo de un viaje. Prometió llamar cuando llegara, yo no esperaba que lo hiciera, pero lo hizo.
Y fue cuando lo acepté, me gustaba, más que un poco, mucho.
Me invitó a almorzar, quedó en ir a buscarme al trabajo, en la 1era oportunidad no se pudo pero en los días sgtes asi fue, cuando lo ví me sorprendió un poco, pues al chico que conocí en el viaje parecía no preocuparle tanto su apariencia, tenía una chompa que hacía resaltar sus ojos, su cara ya no lucía grasosa, ni cansada, hasta mas joven parecía, es más era otro, una version mas urbana, y el carro me imaginé uno de esos antiguos 2 puertas, descuidado, con olor a cigarro quizá o con cosas tiradas...nada que ver, pasamos la tarde juntos quedamos en seguir hablando y viéndonos, salir, apuntó mi correo no le pedí el suyo ni el telefono de su casa ni mas información porque pensé que iba a haber momento para darlo.
Todo lo demás fue muy raro, porque desapareció, no supe más de él.
Pense en esperar un tiempo. Pense tantas cosas, su trabajo, su familia, no tiene tiempo (ni un sol para público jaja), hasta que era casado... Y cuando no pude mas lo llamé!, y fue lo peor q hice. Era otro indiferente, monosílabo, ya no robaba ninguna sonrisa, ni si quiera intentaba eso. Ahora, quiero decir en el peor de los casos no pretendia casarme con él ok! al menos que me dijera por que desapareció, total seguiríamos siendo amigos, ya que así empezó todo y creo que fue lo único que importó.
Que tipo de chico es este, tan mentiroso!!!!, osea que afan de crearse un mundo alterno, lo aceptaría si hubiese sido una noche, pero porqué tanta insistencia y luego desaparecer, ya ha pasado un tiempo, pero sigo preguntándome qué pasó.

¡Vota por La Marinovia!

viernes, noviembre 24, 2006

Buscando el regalo perfecto...



Bueno amigas/os lectoras, a los tiempos regreso, pero con una historia que siempre será la piedrita del zapato de una marinovia.

Ando en el periodo de “joda”; es decir, todavía no hacemos nada, solo nos molestamos mutuamente, pero de ahí a decir las cosas como son… no. Digamos que el regalo debe demostrar que quiero algo mas que ser su amiga, pero que tampoco lo grite a los mil vientos.

Se acerca su cumpleaños, y mi situación económica no es la mejor que digamos, solo espero que mi regalo le llene más que el regalo de mi alma mater.

¿Saben como me enteré que la susodicha anda detrás de mi prospecto?, como siempre, por andar calladita por los pasillos, cual ratón, ¿saben cómo me enteré su regalo? Por la misma situación (es un libro que andamos buscando hace tiempo y digo andamos porque lo he acompañado en su búsqueda).

Lo que sí le tengo como regalo es la botellita de vodka que le gusta…¿pero será suficiente? A veces las marinovias cuando vemos competencia todo lo que hacemos nos parece nada en comparación con la rival, aunque el marinovio quiera realmente con nosotras. Es una cuestión de ego creo yo!

Espero que me den ideas para un buen regalo no muy caro.

¡Vota por La Marinovia!

lunes, noviembre 06, 2006

Una fantasía disfrazada

Esto me pasó hace muy poquito. Mi marinovio y yo paseábamos por un centro comercial de Surco (distrito de Lima), de pronto entré a una tienda que al principio no parecía otra cosa más que una boutique con miles de joyitas, minifaldas y politos super chics, pero en un rinconcito de la tienda, justo en la esquinita habían disfraces.

Ojo: no eran disfraces como pensaron o usaron seguro el pasado fin de mes, para pedir dulces... No!!! Estos disfraces tenían otro encanto: son aquellas vestimentas que se usan para realizar una fantasia con tu marinovio.

Yo me quedé admirada, había visto ciertos catalogos, una que otra revista pero no tanta variedad!!! Válgame!!! Podrías cambiar de angelito a diablita en un siantamén!!! De colegiala atrevida a enfermera, o de ruda policía a una profesora, hasta había de caperucita, fue muy divertido.

Me acerqué a examinar cada prenda, entre tangas de colores, cuero y algodón mezclados con unos accesorios dependiendo de cada fantasía que te atrevas a tener o te provoca hacer con tu marinovio, además de la pelucas. Todo era exótico y muy tentador.

Mi marinovio se emocionó y me dijo "pruébate". Yo me reí y le dije que en otra oportunidad jugaríamos algo. Definitivamente disfrazarse es hacer algo divertido con tu pareja, me imagino que se creará toda la fantasía de la pobre niña con su caperuza perdida en el bosque cuando entra el lobo a atacarla, o de la atrevida y ruda policía que castiga aquel que no cumpla con las normas... todo es válido en ese momento de hacer realidad alguna idea traviesa.

El disfraz que me pondría aún no lo decido, pero estoy segura de que muchas de nosotras hemos creado fantasías con alguno de estos disfraces, ¿verdad? Qué dicen, ¿se atreven?

Etiquetas:


¡Vota por La Marinovia!