lunes, julio 31, 2006

¿Un Marinovio freak...? ¡¡¡No!!!

Esta es la historia de un affair informático trunco, de uno de esas cyber relaciones que además de contar con la dificultad lógica de la distancia, se le añade esa dosis de estupidez inesperada cuyo efecto ha provocado la publicación de este post malhumorado y picón.

Un día de esos en los que amaneces rabiosa, estressada y harta de chats con desconocidos (justamente acabas de borrar a todos los fans enamorados que alguna vez te pidieron que los añadieras al Messenger), aparece un correo que te sorprende y engorda tu ego. Un admirador que te acaba de ver en la lista "buscaparejas" a la que te suscribiste a insistencia de una amiga tuya, acaba de decirte en dos líneas que le pareces interesante. Sientes algo dentro de ti, que a pesar del hartazgo de esa tarde de lunes, te lleva a buscar su profile en la referida página hecha para el cyber ligue... Y ahí está: Tres fotitos para la afición: "No está mal" te dices a ti misma mientras le pones zoom a esos ojos azules que lucen tentadores. Tiene esa mirada que mezcla melancolía y dulzura en cantidades apetecibles para quienes como tú, están hartas de los pendejos de siempre.

Más abajo, información que te parece atractiva: Diseñador Gráfico, creativo, apasionado, amante del arte, soltero y sin hijos. En busca de una mujer independiente, que le guste vivir intensamente... Hey, hey... para el scroll: Esa soy yo, dije en un arrebato poco inusual teniendo en cuenta el humor de aquella mañana.

Lo que siguió en esta historia fue un intercambio de correos electrónicos y luego el que te añado al chat y seguidamente que chateamos como locos durante cuatro días seguidos segurísimos que teníamos montones de cosas en común. Pero al día quinto, sí, al quinto día... contraviniendo el dicho ese que dice que no hay quinto malo, el chico este se atreve a dejarme esperando por una conversación pactada a las ocho de la noche...Y yo que había rechazado ir al cine con la pobre Elenita que andaba depre tras cortar con su Marinovio infiel.

Al día siguiente el muy fresco aparece diciendo que se había quedado, entretenidísimo él, pegado a la final de un partido de Basketball. Ah, dije, con este ni a la esquina, y suavecito hice mutis, desadmitiéndolo de mi lista de contactos.

Pasaron los meses y por ahí conocí a alguien que se convirtió luego en mi Marinovio, pero con el que terminé al cabo de un tiempo porque había resultado mentiroso y traidor. En fin, esa es otra historia. La cosa es que en una de esas noches de nostalgia en la que revisas nuevamente tu lista de contactos (en tiempos de mi hermana mayor, lo usual era chequear nuevamente tu agenda), se te ocurre que por ahí, el susodicho podía tener una nueva oportunidad.... Con un click en "volver a admitir" y un tiempo de espera de dos días, el tipo volvió a formar parte de mis conversaciones habituales. Esta vez, el muy vivo aparecía a la hora pactada y era yo quien lo dejaba plantada de vez en cuando "a causa de la gran cantidad de trabajo que hay por estos días"... Se las tragaba igual, sin chistar y con un aura de tolerancia que me animaba otra vez, poquito a poco.

El paso obligado en este tipo de cosas es proponer conocerse cara a cara. Dejar la boludez de la cyber cosa para ir a la realidad pura y sincera. Como estaban cerca las fiestas de fin de año y ambos tendríamos vacaciones, pensaba plantearle al susodicho un año nuevo en su país, en el mío o en un tercero. Algo habíamos dejado entrever, suavecito y sin prisa, en uno de esos chats. Sin embargo, cuando justo iba a decírselo, el especimen este desapareció del chat....

¿Whaaaat??? Le mandé uno, dos, tres correos. Al cuarto le escribí mi propuesta y le dije que sería bueno que habláramos. Porque eso si, a pesar de tener su número telefónico, ni pensaba llamarlo (ni ca..!) después de que desapareciera por varias lunas... Al quinto día... (sigo pensando de que eso de que el quinto no es malo no se hizo para mi) el bribón aparece nuevamente con un correo en el que decía que le encantaría que nos conociéramos en persona, pero que no era el momento adecuado, pues acababa de recibir la peor noticia del año: su gato tenía cáncer.

Podría parecer una vil excusa que escondía una Marinovia real y firme, pero algo me llamó demasiado la atención. En los días siguientes, el sujeto este se pasó por el chat contándome paso a paso la agonía del pobre "Cisco". Que el tumor canceroso, que las esperanzas de vida, que la operación, que las consultas que los veterinarios hacen para practicar o no la eutanasia, etc, etc y frases que en realidad me parecieron más que exageradas: "Cisco es el mejor amigo que he tenido jamás", "nadie ha sido tan fiel como él". "Tuve que regresar a casa más temprano porque estaba llorando mucho por Cisco". "Cisco me ha enseñado el verdadero sentido del amor"....

¿Pendejo mitómano? ¿Sujeto con dificultad para relacionarse con otros seres humanos? El fulanito este parecía pertenecer más bien al segundo grupo. Sin embargo, cuando le comenté del caso a otro amigo, amante de los animales, me pidió que fuese más tolerante y que entendiera que hay gente que piensa que su mascota es tan importante como los seres humanos. La verdad es que no se que pensar.

Esta tarde el susodicho ha lamentado en mil líneas de chat no haber podido realizar ese viaje conmigo. Ahora me viene con que la vida continúa y que quisiera que nos viéramos durante mis próximas vacaciones. Yo le recomendé que comprara otra mascota para reparar el vacío que Cisco dejó en su vida y que me descartara en sus planes porque ya tenía los míos con otra gente. Ah, y que no se olvide que la gente también ama (???).

Te la perdiste papito, por freak...

¡Vota por La Marinovia!

miércoles, julio 26, 2006

¿Gileando?

Desde que tengo uso de razón los hombres persiguen a las chicas. Es simple y sencillo. A menos que a una le guste demasiado un tipo, esperamos que ellos den el primer paso, entonces empezamos a salir con ellos y luego decidimos si nos lo quedamos o seguimos buscando.
Con mi exmarinovio (que es el término apropiado para este blog) llevabamos 4 años de relación y las cosas se estaban poniendo aburridas: fines de semana viendo películas en mi habitación, comprando comida para llevarla a mi casa, es decir, lo más que salíamos era a dar una vuelta por mi sala. Las cosas iban mal.
Obviamente no me quedó otra más que preguntar por qué ya no salíamos como antes y la fatal respuesta que conseguí fue:

-Es que ya no te estoy gileando

Y entonces ahí si que comenzaron los problemas.
Yo no me considero una gastadora compulsiva, no pido salir todos los fines de semana ni tampoco creo que gastar en un almuerzo sea para irse a la quiebra, incluso, entre mis amigas soy la que menos sale y no me llaman la atención las fiestas ni los tragos. Entonces me pregunto ¿cuál es el problema?...

¿Alguien me puede explicar el momento en que dejamos de ser "gileables"?

Claro que todo tiene una explicación y aunque suene a cliché... "mi madre tenía razón" y es que cuando un tipo cree que te tiene segura entonces tiende a olvidar los detalles y empieza a dar paso a su verdadero yo que dice frases como:

-No sé porque las mujeres hablan de igualdad si no quieren pagar su cuenta, esperan que les abran la puerta del auto y que les jalen las sillas a la hora de sentarse.
¿Dónde queda su feminismo?
- ¿Por qué hay un día de la mujer? ¿acaso nosotros pedimos un día del hombre? yo no pienso saludar a ninguna mujer el 8 de marzo.

Entonces, ¿será que la teoría de todas la madres es correcta?, si es así podemos concluir que todos los hombres son iguales, que es otra de las perlas de mi madre. En fin, con cosas como esas la relación estaba condenada al fracaso y bueno, así fue y no me arrepiento de haberla terminado sino de haber pasado tanto tiempo con un tipo así que, para concluir, me salió con esta frasesita cuando le reclamé por los dichos anteriores:

-Esta bien, podemos ir a dar una vuelta al parque de vez en cuando.

Bueno, ese día lo made de paseo... solo como es de suponer.

¡Vota por La Marinovia!

lunes, julio 24, 2006

Mi Marinovio parece sacado de La Era del Hielo

si estás leyendo este blog por primera vez, no cierres la ventana porfas. si eres contínuo lector tampoco. Tengo 19 años y tengo un serio problema con mi marinovio y necesito de tu consejo. de un tiempo a esta parte se porta medio raro conmigo y cuando le he encarado su actitud, dice que no pasa nada. harta de la indiferencia, termine con él hace una semana pero quiero una segunda opinión. capaz puede que yo sea muy exigente o pida muchas cosas para una relación, por eso me he animado a publicar este post en este blog y recibir sus comentarios, que de hecho me van a ayudar mucho. gracias gata fiera por cederme el espacio, eres una gran amiga.

mi marinovio y yo tenemos medio año de relación. hasta hace poquito nos iba de maravilla y estaba feliz porque por primera vez sentía que él era el indicado para mi y que después de tanto buscar había encontrado al amor de mi vida. todo iba normalazo, hasta que de pronto sus actitudes hacia mi cambiaron, y por más que le preguntaba qué le pasaba, me decía que yo me hacia ideas de la nada. les pongo un ejemplo:

el otro día fue su cumpleaños. nosotros ya no eramos pareja pero igual me invitó a una cena que sus papás le iban a dar por su santo. solo iban a estar él, sus papás, un par de amigos íntimos y yo. pensando que a lo mejor él ya habia reflexionado sobre lo nuestro, pues habían pasado varios días desde nuestra ruptura, me animé a ir. como estaba media temerosa de que sus papás me vayan a mirar raro por ser la flamante ex, le pregunte si de casualidad él les habia contado de que habíamos roto palitos, pues casi nunca les comenta nada de lo nuestro. para mi sorpresa, por primera vez los papás habien tenido la exclusiva del desenlace, y con eso pude deducir de que a diferencia de otras ocasiones en que no contaba nada, él tenia pocas esperanzas de que nosotros regresáramos, porque si no se hubiera quedado callado esperando a que arreglaramos la situacion, ¿verdad? con esa espina en la garganta y porque me lo pidió tanto, igual me arreglé lo mejor posible y fui con ellos. ahora lamento haber estado.

me sentí realmente una tonta. llegué y mi marinovio, antes que estar conmigo, estuvo vacilándose de lo lindo con sus amigos del cole toda la noche. yo pensé claro, es lógico que quiera conversar con ellos, son sus patas y nos los ve hace tiempo... pero, acaso me los presentó? no, me tuve que presentar yo sola. él, mientras tanto, saludaba a otras personas, se tomaba fotos con sus papás y cosas por el estilo. y yo? bien gracias, intentando no morirme en el acto y haciéndome la loca para no llorar de rabia...

mientras todos esperábamos a que se desocupara el restaurante para poder sentarnos, aproveché para ir al baño, y para mi suerte su mamá también tenía ganas de ir. obviamente, le dí el paso a ella primero y le pedí, por favor, que me esperara para volver juntas. que creen que pasó? salí y no ví a nadie. volví a las mesas y tampoco. casi estallo de la cólera. osea, desde siempre noté que para su mamá yo no era la chica ideal o la mujer perfecta, pues casi siempre me saludaba con un seco "hola, qué tal", o a veces ni me respondía cuando la saludaba al llegar a su casa, o se metía rápido a cualquier cuarto o bajaba la cabeza para no saludarme. mi marinovio me decía que ella era así, que así era su carácter, que no era yo, pero esa noche comprobé que no eran ideas mías, sobre todo cuando se portaba tan elocuente y sonriente con sus demás amigos, menos conmigo. bueno, la cosa es que me tocó ir a buscarlos por todo el restaurante, preguntar a los mozos y casi derrotada los encontré en el segundo piso conversando de lo lindo. ¿es que nadie se dio cuenta que faltaba yo? parece que no...

mi marinovio me había reservado un sitio a su lado. hasta que al fin recapacitó, pensé, pero esperense que ahí no quedó todo. cuando su mamá le pidió que se tomara fotos con todos los presentes, el aceptó. primero fueron los papás, y era de suponer que en la escala continuaba yo, pero me miró y dijo "ya chicos, vengan todos". uno de sus amigos, el más razonable de todos, el único con quien pude conversar de verdad y me paro bolilla en toda la noche, le dijo: "no pues, primero va ella" y todos dijeron lo mismo. muerta de la verguenza y conteniendo la cólera, me paré a su costado y le susurre: "si no quieres foto conmigo, me lo dices y me voy", pero parece que no escuchó nada pues solo sonrió, y despues del flash pidió que se acercaran todos y nos tomamos la foto juntos. una más que se la pase solo porque era su santo.

durante toda la comida estuve callada. él me preguntaba que qué me pasaba, y yo tuve que decir que nada, pues a mi costado estaban los papás y no quería hacer una escena. ese día confirmé que su mamá no era especialmente la señorona que siempre había pensado que era. primero, casi bota a una pareja vecina para poder tomar sus sillas, aun cuando el mozo nos pidió paciencia para esperar una mesa suficientemente grande. después, cuando trajeron los tragos que tenían pedacitos de fruta dentro, no dudó en tomar su tenedor y meterlo a la copa para sacarle el impuesto y comerse los pedazos que habían quedado. y cuando no podía con el tenedor, se ayudaba con la mano. yo me quedé impresionada, en serio, y muerta de la vergüenza porque la gente de las otras mesas nos quedaba mirando. ¿la señora haciendo eso? ella que se admiró cuando minutos antes le comenté que mejor hubieramos ido a un local menos lleno que éste, y lo denominó "de otro ambiente". cuando trajeron la comida fue otro cantar: no esperaba a terminar una pieza de pollo para tomar otra... ¿pensaría que yo me iba a terminar todas? rara actitud en alguien que dijo estar a dieta al inicio de la velada, y que solo había ido allí para dizque "darle el gusto al chico".

punto aparte fueron sus amigos. no hacían otra cosa que reírse y reírse de cada cosa que pasaba, ya sea si alguien se le escapaba algo del plato, si hacía mucho frío, si el flash se demoraba en salir, si la comida se demoraba en venir... la verdad, parecían sacados de un mal circo y contratados solo para hacernos la noche espantosa. pero claro, los únicos perjudicados fuimos el amigo razonable, el papá y yo, porque mi marinovio y su mamá estaban encantados con ellos. conmigo no cruzaron más palabras que un "hola" y "chau", pero fue suficiente para saber que no necesito ampliar mi círculo de amistades todavía, sobre todo si cada que decía algo o cruzaba mirada con alguno de ellos, se mataban de la risa y yo sin saber porqué.

gracias a dios la cena terminó rápido y cada quién agarró su camino. mi marinovio despidió a los fans del club de toby, y al amigo razonable prácticamente lo mandó al carro de sus papás para que lo "acercaran" al paradero. yo le increpé su actitud para con quien había sido mi salvador toda la noche, pero él dijo que no me hiciera paltas, que había confianza entre ellos. pues para mí ninguna confianza amerita ser tratado así. le pedí disculpas al amigo y él, caballeroso, me dijo que no pasaba nada.

para entonces yo estaba a punto de llorar por todos los malos momentos que había pasado, y mi marinovio y yo decidimos conversar. no, no tienen que adivinar qué pasó: negó todo. negó haberme evitado, dejado sola, abandonado, no incluirme en las conversaciones y la mala actitud de sus amigos y su mamá. es más, me dijo que era mi problema haberme pegado a su amigo razonable pues me perdí de todo por conversar con él. ¡qué bárbaro! si supieras qué me estaba contando él te quedarías callado.

esto fue lo que me contó: el amigo razonable se había dado cuenta de todo, y aunque no sabía que andabamos en plan de retorno, me empezó a contar anécdotas de cuando mi marinovio quería caerme. él le había contado a su amigo de que yo le gustaba, de que le parecía diferente a las demás, de que chicas como yo no había encontrado nunca... y fue su amigo quien le había animado a mandarse de una vez, pues yo no iba a estar disponible toda la vida. cuando me contó eso me pareció super tierna la actitud de mi marinovio, y le iba perdonando cada tontería que había ido acumulando durante toda la velada. yo le conté la verdad al amigo: que yo para nada me sentía atraída por mi marinovio cuando se me mandó, que pasaron varios meses para que recién empezáramos, y que me pareció muy bonito que él hubiera esperado tanto pues me hizo sentir de veras especial y de que no buscaba algo solo para matar el rato. sin embargo, ahora pienso, ¿dónde quedó todo eso? no han pasado muchos meses desde entonces y parece que a él se le acabó todo ese amor y esa caballerosidad.

o será que su actitud de esa noche era su manera de decir que ya no queria nada conmigo? entonces porqué demonios me invito a su fiesta? será que no soy lo que él esperaba o soy muy exigente cuando le pido que me trate diferente? cuando terminamos de conversar después de la cena él aún no definía si quería volver conmigo y la verdad yo dudo mucho de que sea el indicado para mí. me cuesta mucho entender que me equivoqué otra vez cuando decidí darle el sí, pero no puedo negar que aún lo sigo queriendo y por eso me animé a escribir este post. puede resultarles una tontería lo que me está pasando, pero me siento una total idiota cada vez que me pongo a pensar en todo lo que he hecho por él y cada noche desde ese día que me acuesto llorando después de haber soñado que seríamos felices para siempre.

porfas, si han leído este post no se olviden de comentar, será muy importante para mí.

-------

La verdad, desde que mi amiga me contó sus penas anoche, no dudé un segundo en cederle este pequeño espacio virtual para que nos contara sus desventuras. Yo tengo mi opinión al respecto, pero cuando le conté de esta nota de los blogs y los comments, se emocionó de saber que alguien más podía darle un consejo. La conozco y sé que tiene un corazón más noble que el del Chapulín Colorado y que hay muchos chicos muertos con ella porque es sencillamente fantástica. Pero nada, los quiere a ustedes darlings, así que sean buenos y coméntenle el post.


¡Vota por La Marinovia!

miércoles, julio 19, 2006

Loba con piel de oveja

Chespirito tuvo la brillante idea de analizar a la SUEGRA desde el punto de vista morfo – semántico, "si juntas la dulce y tierna, cálida, abnegada, protectiva, noble y necesaria palabra MADRE, referente de lo más hermoso, con la dura, impersonal, vacía, mezquina, ambiciosa, maquiavélica, fría y deleznable palabra POLÍTICA, referente de lo más vil en los procesos sociales, ¿qué cosa puede nacer de tal cruce??? Solamente una suegra". La verdad es q las hay de todos los colores, tamaños, formas, personalidades, cuadros psiquiátricos, procedencia cultural, demográfica, etc., … Pero de aquí a la China algunas son la misma cosa, quiero decir lo que llamamos una VERDADERA SUEGRA, una BRUJA tiene el mismo tipo de conductas, agresivas hacia la pareja del hijo y nocivas a la relación entre éste y nosotras.

Algunas (menos de 10 en el mundo por cierto) son adorables, tengo la suerte de decir q una de ellas es la mía, y como una bendición del Cielo vive lo suficientemente lejos de mi esposo y yo, sólo “por-si-aca” se le ocurra cambiar de personalidad.

Pero mi amiga la China A no puede decir lo mismo, siempre la he oído comentando lo agradable y llevadera que es su suegra, en comparación con las suegras de sus amigas, parientes, vecinas, colegas, etc., que la considera una persona bacán, y sobre todo q ella es conciente de lo “mucho q su suegra la aprecia y lo bien q la trata” y q ella es la preferida entre las nueras; sin embargo, esa “persona bacán” esa “llevadera” madre política y la China A compartieron este diálogo hace unos días.

DIÁLOGO ENTRE LA CHINA “A” Y SU “MADRE-POLÍTICA”

Habiéndose dispuesto un almuerzo en casa de la Suegra, la China A y sus hijas llegaron, se dispuso la mesa y las comensales ocuparon lugar, la suegra idem:

SUEGRA: Y, dónde está mi hijo?

CHINA A: Pues, no lo sé, él salió temprano no volvió a tiempo, pensé q lo encontraría acá, pero no…

SUEGRA: Hmmmm… ¿No te dijo a dónde iba?

CHINA A: No. Bueno como usted sabe él a veces sale a caminar solo por un largo rato, le gusta hacerlo, pasea, corre un poco, visita a algún amigo, en fin hace lo que quiere, es un rato para él, luego regresa y normal, seguro antes de las 8 pm llegará a casa cuanto mucho, o de repente antes.

SUEGRA: Pero cómo… ¿así de simple? [¿perciben esa sutil maledicencia de la suegra metiendo cizaña en la pareja?]

CHINA A: Sí, así nada más, un paseo largo no le hace mal, al contrario regresa de buen humor, tranquilo, y cariñoso.

SUEGRA: ¿Cuántos años llevas casada con mi hijo?
CHINA A: 11 años y medio señora

SUEGRA: Ayyy CHINA A, me decepciona saber q en 11 años de matrimonio no has podido quitarle esa mala costumbre q tiene desde la adolescencia!!

[Esta frase fue el colmo, pero como CHINA A no es ninguna tonta, respondió con mucha audacia]

CHINA A: ¿Señora, cuántos años vivió su hijo con usted antes de casarse conmigo?

SUEGRA: hmmmmmmmm…… 30 años y alguito más si no me equivoco…

CHINA A: Pero si en 30 años usted no pudo cambiar malos hábitos de su hijo, no le arregló nada, ¿Por qué me reclama!? Fíjese después de 30 años cómo me lo entregó?

La suegra tomó el asunto con mucha calma, pues si no lo hacía le tocaba asumir públicamente un Waterloo, y así no juega el Perú de las Suegras. No quiero pensar cómo actuaría la señora SUEGRA-DE-LA-CHINA-A con la otras nueras q no son sus preferidas, tampoco logro imaginar qué hubiera respondido otra nuera con menos carácter y autoestima q la CHINA A! Es muy probable q por esto mismo la CHINA A sea la preferida de dicha Suegra. Pero como fuere, otra muestra más de que la relación con la MADRE POLÍTICA puede ser tan desgastante como una sesión de Tae-Bo, y no olvidar q debajo de esa dulce apariencia se puede esconder una bruja dañina. Marinovias, anden moscas y aprovechen el dicho q dice q la Vida es un Boomerang.

¡Vota por La Marinovia!

lunes, julio 17, 2006

Cuando nadie te entiende...

A veces tengo la idea de que nadie me conoce realmente, o nadie me entiende...

Este mes en el trabajo nos pusieron metas para superarnos, es decir una cantidad que debiamos vender para poder acceder a un aumento, o algún incentivo y todos nos pusimos las ganas, mi marinovio André , trabaja conmigo y a el le toco la misma meta que yo.
Cuando presentamos el informe de ventas, el me dijo que estaba muy preocupado, porque sus resulatdos habían sido muy bajos y pensaba que hasta podría perder su empleo, yo estaba satisfecha puesto que habia trabajado mucho y pense que habia alcanzado mis metas.

Hoy hubo una fiesta en el trabajo, puesto que un compañero, gano una beca para estudiar una maestria y quiso celebrarlo, yo fui con mis dos mejores amigas Paula y Xiomara, durante la fiest no hubo problemas.

El probelma fue al final, antes de que nos vayamos, mi jefe, el que tambien habia sido invitado, anuncio al empleado "mas productivo" del mes y, aunció a mi marinovio André, y le entrégo una carta donde estaban las ventas ( aprobadas) de todos y cuando vi, mis ventas estaban dentro de las más bajas, no podía entenderlo no se me tomaron en cuenta más del 50% de ventas que realicé y lo peor es que me dijerón que de las uqe no se tomarón en cuenta solo me pagarían el 50% de comisión, llamé a mi jefe para preguntarle y me dijo que eran las piliticas y que mis ventas no cubrñian el perfil esperado.

Me senti muy mal y quise irme a casa lo más pronto posible, todos me pidieron que los lleve en mi auto, puesto que la casa de mi amigo queda lejos, accedi a llevar a algunos puesto que no todos entraban en el auto y se subieron como 10 personas, no objete puesto que pensé que todos se bajarian al llegar a la avenida.

Cuando llegamos a la avenida, empezaron a dirigirme, digue de frente , voltea a la derecha, voltea por aqui, y cada uno se fue haciendo dejar en su casa, me quedaba poca gasolina, casi no tenía dinero y nadie tuvo la delcadeza de darme algo por la gasolina, Ni siquiera decir GRACIAS, se bajo Jose ( un amigo de André) y solo quedaron en el auto, Mis dos amigas, André y yo, cuando estabamos yendo a la casa de Paula, André me dice, puedes regresar a la casa de José?, olvidé darle la hoja de resultados, para que el los vea, yo le dije "¿no se lo puedes decir por teléfono?" y el me dijo"No", a secas, ahi me moleste y le dije que no iba a regresar, que ya no habia gasolina y no tenía dinero para hechar mas, que estaba cansada y que queria irme a casa a dormir.

En eso Xiomara dice, "Yaaaa no lo grites al pobre, el no tiene la culpa de que no te hayan aceptado las ventas"
Paula: " No pense que fueses así, pero como se nota que estás envidiosa"
Xiomara: " Sii en verdad deberias alegrarte que el fue el mejor vendedor, en vez de ponerte asi"
André: " Ya linda, no es para que te pongas histerica por unas ventas".

En verdad parecia un chiste, no podía creerlo, nada tenia que ver que el haya ganado, es verdad que me dolió que el no me diga nada, nisiquiera un " tranquila para la proxima será", NADA.

Pero no lo hice por eso, en todo el camino no se habia mencionado el tema, solo reclamaba porque lleve a todos mis compañeros a sus casas, los cuales no dieron nada para la gasolina y nisiquiera dijeron gracias, pero no estaba envidiosa, no me estaba desquitando, y el tema de las ventas no tenía nada que ver.

No le dije nada, regresé a la casa de José, callada todo el camino, llegue a mi casa, y me senti muy mal..

¿Nadie me conoce?¿Por qué actuaron asi?¿Que clase de amigos tengo?

¡Vota por La Marinovia!

sábado, julio 01, 2006

¿Crimen pasional o travesura?

Mi amiga Luciana es una encantadora mujer de edad mediana y peso completo, a la que tengo en alta estima no sólo por sus cualidades humanas, además por ser tan agradable en su trato, divertida para conversar y con mucho q compartir intelectual y culturalmente. Nos reunimos en el Haití a media mañana para tomar un café juntas, pues habían pasado varias lunas desde el último. Y después de poner al día las biografías, tomar algo, y también un par de fotos, nos fuimos de escaparates, paseamos por las dos más grandes tiendas por departamento de Lima, y algunas boutiques de Miraflores… y en esa feria de vanidades me soltó la pepa: “Ayúdame a no meter la pata amiga CUPCAKE: Todo comenzó como jugando…bromas en grupo, salidas a tomar chelas con la gentita de la oficina y todo nice, sin lances ni faltas… pero en los días siguientes a esa salida, de pronto… de su forma de bromearme y hablarme me sentí…. TOCADA, profundamente tocada por dentro y no sé... me comenzó el bichito que nunca me ha picado amiga. Me siento inquietísima!!!.”

Es q los seres humanos no necesitamos más excusa para hacer una travesura, salvo q ésta sea socialmente CUESTIONABLE. Su matrimonio no está mal, está como siempre: bien y feliz en términos razonables. Sin embargo, un Muchofloro (véase post anterior con tal título) de la chamba la ha atacado.

Luciana se fue a ver a la “Travesura”, el plan era encontrarse a tomar unos tragos, pegársela y … ver qué pasaba. Dicho está que la casualidad no existe, y así de pronto ella se perdió, no encontraba el camino para llegar a él. Parece un autoboicot de su parte para no cometer la travesura, parece también un exceso de miedo a lo desconocido, parece una búsqueda inconciente de la fidelidad. Independientemente de qué es esto en términos semánticos, Luciana se pasó las 3 horas del paseo de tiendas buscando razones para convencerse a sí misma de que fue lo mejor perderse. Me pidió q la ayudé, lo hice con la plena convicción de q era para hacer feliz a mi amiga… Creo en la Fidelidad, pero no puedo pretender q otros acepten mis preceptos, asimismo, cuando veo a alguien q necesita tantos argumentos para convencerse de algo me pregunto si verdaderamente debe NO HACER o HACER lo que le causa tanta consternación. No defiendo la travesura NOOOOO! En absoluto, sin embargo, y el verdadero objetivo de este post, lo más impresionante fue el tipo de argumentos q ella misma apuntaló en contra de la travesura y sus tribulaciones:

- Lo que se hace en este mundo se paga acá, y sino lo pago yo lo pagarán mis hijos
- Es q mi matrimonio está tan bien q creo q no podría hacer una travesura ahora, pero temo arrepentirme
- “Aquí hay una mejor” (sus palabras): Cómo me sentiré después? No puedo imaginarme si me sentiré bien o mal o qué tan bien y qué tan mal??
- “Díme que a mi edad no estoy para estos jugueteos de adolescentes, lo malo de este argumento es q me auto-insulto de vieja!”
- Si lo hago cómo le pediré a mi marido q él sea fiel?
- “Repíteme Cupcake q debo portarme bien para dar buen ejemplo mis hijos”
- Otra razón es que me arriesgaría a que alguien sepa algo de mí muy comprometedor en la oficina
- Es q este bicho nunca me picó y no sé si deba morirme sin experimentarlo
- Necesitaba hablarlo con alguien es q esto lo tengo atragantado y me tiene más inquieta por saberlo q por hacerlo
- Tengo que esperar unos días a que me pase la fiebre
- Relacionarse con un hombre es una migraña a plazos, y con dos peor, es más, si algo pasa la migraña no será a plazos sino de zopetón

Todo suena poco conflictivo, pero mi observación va a lo siguiente: en ninguna de las tribulaciones se encuentra mencionado el Muchofloro, podríamos decir q procesalmente el tipo no cuenta, ni siquiera se alude a “su especial encanto”. Asimismo, el marido es mencionado en términos muy colaterales, no es un ogro q merezca ser castigado o cosa similar. Todo esto en un formato ciertamente nada desgarrador ni dramático. Y entonces me nace la pregunta: Nos es más fácil ser infieles, o nos es más divertido deambular en el pasadizo de la desidia sin llegar a nada pero debanar los pormenores sin reparo mental?? Q tan dramática o dolorosa es la puerta del dicho al hecho??

Se reciben opiniones

La imagen es cortesía de: http://elmulticine.com/elparnasillo/inglesas/julesetjim.jpg

¡Vota por La Marinovia!